Debido a toda la situación que se ha venido presentando en San Gil con el tema relacionado de la salud, especialmente con el cierre de la Clínica Santa Cruz de la Loma, algunos pacientes molestos por la no atención, han estado amenazando y agrediendo a los funcionarios de la institución médica, los cuales no pueden trabajar si no hay los recursos y utensilios médicos necesarios para sanar a los pacientes, es por esta razón que el Alcalde Ariel Fernando Rojas, interpuso una serie de denuncias ante las entidades judiciales u la Policía Nacional, para que garanticen la seguridad y protección de todos los funcionarios de la mencionada entidad. Igualmente dio a conocer un parte de tranquilidad para los sangileños, haciendo referencia a que Medimás, ya desembolsó cerca de 300 millones de pesos y la próxima semana pagará otros recursos económicos, lo que significa que la clínica ya no cerrará sus puertas al público.

El mandatario local, anunció que en semanas anteriores se había reunido con el anterior Viceministro de Turismo, con el cual había tenido una fuerte discusión debido a que no había incluido a San Gil, dentro del proyecto de la celebración de la Batalla del Pienta, lo que hubiese generado que la ciudad quedara por fuera de las inversiones de más de 13 mil millones pesos, como también se pretendía archivar el proyecto de reconstrucción de la Antigua Casona, pero gracias a la gestión de la Administración municipal y el apoyo del Gobernador de Santander, se pudo evitar que este tipo de proyectos se perdieran, por tal motivo aseguró que seguirá trabajando por sacar adelante esta y todas las demás mega obras que se realizarán en la Capital Turística de Santander.