Haz el Cambio Noticias, conoció el caso de un sangileño que quiso hacer una denuncia pública, con respecto a una supuesta mala atención de salud que recibió en el Hospital Regional de San Gil, en donde según este ciudadano, los profesionales que trabajan en el área de urgencias no quisieron atenderlo por algunas dolencias por las que llego a este recinto, asegurando que los médicos lo ignoraron y fueron las enfermeras las que lo medicaron, lo que puso aún más molesto al señor ya que ellas no están autorizadas para esta función. Adicional a esto también se mostró inconforme a la construcción del antiguo hospital, pues para él esta labor la están ejerciendo de forma que perjudica a los pacientes de la entidad de salud. Así lo afirmó el usuario afectado por esta situación, el señor Gerardo Torres Triana.

De esta manera nos dimos en la tarea de buscar al señor Gerente del Hospital de San Gil, Paulo Cesar Pedraza, para que nos diera su versión de los hechos y brindara una solución al respecto, pues aseguró que este ciudadano ingresó al recinto de forma grosera, irrespetando a las enfermeras y médicos que se encontraban allí laborando, pero sin embargo el señor fue atendido de forma rápida y oportuna como corresponde a la urgencia que el presentaba la cual según el directivo podía ser atendido en una consulta externa. Igualmente afirmó que los profesionales que trabajan en esta institución de salud, son personas totalmente preparadas y capacitadas con la experiencia y los estudios necesarios para prestar una atención de calidad respetando la vida de todos los pacientes.

Así mismo el gerente informó que en cuanto a los practicantes de medicina que llegan al hospital por medio de un convenio con las Facultades de salud, que tienen las universidades de Santander, están formados con las mejores calificaciones, y son vigilados y controlados por otros profesionales de mayor experiencia laboral en este ámbito. Por tal motivo anunció que la queja de este sangileño será tenida en cuenta y se le dará la respuesta solicitada; pero hizo un llamado al señor Gerardo, para que no se salga de sus casillas,  y mantenga la calma  respetando a los médicos y enfermeras que están disponibles a brindarle una atención rápida y oportuna.