La Corporación Autónoma Regional de Santander, y la Electrificadora de Santander, se unieron para desarrollar, un proyecto ambiental que no solo beneficia al medio ambiente sino también a los campesinos que habitan en nuestra región Guanentina, pues gracias a este  trabajo se beneficiaron económicamente cerca de 21 familias, volviéndolas más productivas y autosuficientes, las cuales a su vez, están cuidando más de 109 hectáreas de bosque. Así lo afirmó, Mauricio Montoya, Gerente General de la Essa.

Igualmente Juan Gabriel Álvarez García, Director de la Corporación Autónoma de Santander, explicó también el papel que desarrolló la CAS en este proyecto, pues fue la encargada de llevar a Bucaramanga a capacitar  a los campesinos acerca del cuidado del medio ambiente, y quienes también recibieron 250 mil pesos mensuales por cada hectárea de bosque que estas familias cuidaran.

Así mismo los empresarios afirmaron que estas hectáreas de bosque ya fueron catalogadas como áreas protegidas, e hicieron el llamado para que más empresas se vinculen en este proyecto, y así poder seguir motivando el cuidado del medio ambiente.