En días pasados en la Planta de Sacrificio Animal de Oiba, presentó la ruptura de la red de tuberías que transportan las aguas residuales provenientes de este lugar, lo que ocasionó que todo este líquido mal oliente, se abriera camino directamente hacia una quebrada aledaña a este sector. El Director de la Corporación Autónoma Regional de Santander, Juan Gabriel Álvarez, se pronunció sobre este tema que tenía preocupados a toda la población de ese municipio.

De esta manera el funcionario dio un parte de tranquilidad a toda la comunidad, asegurando que se comenzaron con los trabajos, para que no se vuelva a presentar este tipo de problemas ambientales; Como también hizo un llamado al Invima a que estén más pendientes de todo lo que pasa en este tipo de plantas, ya que son ellos los encargados de garantizar la calidad de algunas instituciones colombianas.