Por estos días se han estado realizando una serie de operativos de control en San Gil y la Región, en los cuales han recorrido los diferentes restaurantes; hoteles; discotecas; entre otros sitios de la ciudad, esto con el objetivo primordial de brindar a los sangileños y visitantes un municipio limpio que presta los mejores servicios con la mejor calidad. Es por esta razón, que en la plaza de mercado de la Capital Turística de Santander, fueron decomisados algunos kilos de pescado y utensilios para el tratamiento de estos alimentos, debido al mal estado en el que se encontraban, que de seguir comercializándose podría hacer que la persona sufra graves problemas de salud. Así lo aseguró el patrullero Erwin Ramírez, Coordinador de la Policía Ambiental y Ecológica de San Gil, quien además aseguró que los productos que se decomisan por no contar con el tamaño adecuado para la venta, serán donados a organizaciones de caridad.

Igualmente otro de los productos que se incautaron fue lo relacionado con los marisco, debido que estos si se encontraban totalmente vencidos, y que donde se hubiesen comercializado, podrían intoxicar a las personas, es por esta razón que el Patrullero de la Policía Ambiental, dio a conocer los detalles y rasgos importantes que debemos tener al momento de comprar un pescado, pues entre más fresco esté el producto mejor será la calidad del mismo, y sin preocuparnos de la posibilidad de enfermarnos. De esta manera aseguró que se van a seguir realizando este tipo de operativos de control, para garantizar a los ciudadanos la seguridad y tranquilidad de que están adquiriendo un alimento con los mejores estándares de calidad y salubridad.

Así mismo el agente invitó a todos los habitantes de la Región Guanentina, para que estén muy alerta ante cualquier anomalía que presencien en cuanto a este tema, llamando a la línea 123 o llamando a su cuadrante más cercano; como también denunciar a estos vehículos que transitan por toda la ciudad ofreciendo pescado, los cuales no cuentan con ningún tipo de permiso para realizar esta labor y mucho menos mantienen la cadena de frió, la cual es necesaria para que estos productos no se dañen, logrando que las autoridades acudan a este llamado de forma ágil y eficiente.