La Vicepresidenta de la Junta de Veedores del municipio de San Gil, la señora Devora Acero Rojas, habló sobre su inconformismo en cuanto algunos de los beneficiarios del bono Pro anciano, ya que sea visto que en muchos casos las personas que acuden a recibir estos bonos alimenticios poseen una pensión y además cuentan con recursos económicos suficientes para subsistir. Por tal razón aseguró que la junta directiva investigará y pedirá los documentos necesarios a las diferentes alcaldías de los  municipios de la Región Guanentina, pidiendo sean mostrados como está repartido este beneficio, el cual está destinado para los abuelos de escasos recursos.

Así mismo la veedora aseguró que se revisará con lupa los diferentes contratos firmados por las administraciones locales del área Guanentina, para saber si se están cumpliendo con el objetivo de beneficiar a personas que realmente lo necesitan. Igualmente explicó cómo deben ser las condiciones y requisitos que deberían tener las empresas que van a prestar estos servicios de restaurantes escolares y de ancianos, ya que si no se cumple con lo establecido la junta de veedores tomarán las vías legales para solucionar este inconveniente que deja a muchas personas de escasos recursos y población vulnerables sin el pan de cada día.